martes, 7 de marzo de 2017

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER 2017.






Otro año más celebrando el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y cargadito que viene de dramas truculentos y vergonzosos, hasta tal punto que ya no sabemos de qué manera reflejar la indignación que esta situación provoca.
¿Qué ocurre?
Hace muchos años no sucedía esto, o al menos no nos enterábamos, que ésa es otra; y cuando saltaba una noticia de tal calibre la gente, esa gente sencilla que se horrorizaba sabiendo por el boca a boca que tan tremebundo suceso se daba, solía pensar que tal vez la falta de tacto o prudencia de la mujer la llevaba a enzarzarse en la fatal pelea. Tengamos en cuenta aquellos tiempos en que la esposa había de ser prudente, dar la razón siempre al marido y mantener siempre la calma. Por cierto, supe de esposas apaleadas que, alguna de ellas se atrevió a ir a denunciar, llena de golpes y moratones (años 40) la respuesta que se le daba era que regresara a casa y a obedecer.
Así eran las cosas, pero hoy que todo ha evolucionado no nos explicamos qué ocurre. Hoy si en un matrimonio hay problemas de la clase que sean se debe hablar con calma. Nadie es dueño de nadie, pero a pesar de ello se dan esas grandes desavenencias que llevan a las salvajes calamidades y que tantísimo están afectando a los niños que se traumatizarán mientras vivan.
¿No podéis convivir? Es necesario la reflexión y ante ese sinvivir de falta de respeto mutuo mejor poner tierra por medio, por el bien de todos.

Y ya basta de mujeres muertas este año, que a estas horas hemos batido todos los records, ya no se debe consentir ni una sola víctima más. Y a ellas, las posibles víctimas, que lo vean venir, que no crean que a ellas no les va a pasar… ¿No ven que duermen con el enemigo? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario